Escuchar reggeaton durante el embarazo es peor que el alcohol o el cigarrillo.

Esa es la conclusión a la que llegaron científicos de Harvard al hacer un seguimiento de madres reggeatoneras. Más precisamente midieron los siguientes resultados:

El reggeaton es 20% mas riesgoso de dar hijos cirrosos que el alcohol.
El reggeaton es 40% mas riesgoso de dar hijos cancerosos que el cigarrillo.
El reggeaton es 30% mas riesgoso de dar hijos deformes que la cocaína.
El reggeaton es 50% mas riesgoso de dar hijos mongólicos que la radiactividad.

La explicación esta en que el reggeaton vibra a una frecuencia que daña fácilmente las moléculas de ADN del feto, que aún no están completamente protegidos en las células.

Básicamente si la música de Mozart ayuda a tener hijos inteligentes, el reggeaton hace todo lo contrario.

Comentarios